Consumo privado en México retrocede 0.9% en Abril

El consumo privado en México experimentó una contracción del 0.9% en abril en comparación con el mes anterior, según datos desestacionalizados del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicados este martes. Este marcó el primer descenso mensual en cuatro meses y el más pronunciado desde febrero de 2023, reflejando un enfriamiento en el gasto de los hogares mexicanos en bienes y servicios.

El Inegi reportó que el consumo de bienes y servicios de origen nacional disminuyó un 1%, mientras que el consumo de bienes de origen importado cayó un 0.7%, revirtiendo así tres meses consecutivos de crecimiento.

A tasa anual, el consumo privado mostró un incremento del 3.4%, siendo el ritmo más bajo de los últimos tres meses. Dentro de este crecimiento anual, el gasto en bienes de origen importado destacó con un aumento del 20%, mientras que el consumo de bienes y servicios nacionales experimentó un ligero retroceso del 0.1% (con una caída del 1.6% en bienes y un crecimiento del 2% en servicios).

El análisis de Grupo Financiero BASE indicó que este dato anual refleja una desaceleración significativa respecto al crecimiento del 5.93% registrado en marzo, señalando un contexto de debilitamiento en el consumo. El grupo financiero explicó que el consumo privado se divide en bienes y servicios nacionales, que incluyen productos fabricados en México y servicios locales como salud y educación, y bienes importados, que son productos extranjeros como electrónicos y automóviles consumidos en el país.

BASE destacó que la caída en abril fue impulsada por la contracción en ambos tipos de consumo de bienes, subrayando que el consumo de bienes y servicios de origen nacional registró su mayor descenso desde mayo de 2023.

Además, el grupo financiero mencionó que el consumo de bienes importados había sido fortalecido por la apreciación del peso frente al dólar durante los primeros meses de 2024. Sin embargo, la reciente depreciación de la moneda, especialmente tras los resultados electorales de junio, anticipa que este tipo de consumo continuará mostrando contracciones en los próximos meses.

En cifras originales o sin ajuste estacional, el consumo privado aumentó un 8% a tasa anual. El consumo en bienes de origen importado destacó con un crecimiento del 39.1%, mientras que el consumo en bienes de origen nacional creció un 3.2%.

Este panorama refleja los desafíos actuales en la economía mexicana, donde la dinámica del consumo privado es crucial para la recuperación económica y el bienestar de los hogares.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *