Descubrimiento prehistórico en Argentina: Un nuevo dinosaurio carnívoro revela secretos del cretácico

En las remotas tierras de Chubut, Argentina, un equipo internacional de paleontólogos ha descubierto una nueva especie de dinosaurio carnívoro que promete redefinir nuestro entendimiento de la era de los dinosaurios. Bautizado como Koleken inakayali, este impresionante abelisáurido vivió hace aproximadamente 69 millones de años, durante el período del Cretácico Superior.

Un hallazgo en tierras ancestrales

Los restos fósiles de Koleken inakayali fueron encontrados en la formación geológica La Colonia, un sitio conocido por su riqueza en fósiles y que se ha revelado como una cápsula del tiempo de la era de los dinosaurios en Patagonia. El descubrimiento fue liderado por el paleontólogo Diego Pol, del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia y el Museo Paleontológico Egidio Feruglio, y respaldado por la National Geographic Society.

Características únicas

Koleken inakayali se distingue de otros carnívoros por su conjunto único de características craneales y una anatomía que sugiere adaptaciones especializadas para la caza y la supervivencia en un ecosistema competitivo. Los investigadores destacan particularmente su cráneo, que carece de los cuernos sobre las órbitas presentes en su pariente cercano, el Carnotaurus, también de la misma región.

Convivencia con gigantes

Este nuevo dinosaurio coexistió con el Titanomachya gimenezi, otro coloso recientemente descubierto, mostrando la diversidad y la dinámica de los ecosistemas prehistóricos justo antes de la extinción masiva que marcó el fin de la era de los dinosaurios. Según Pol, el análisis del esqueleto de Koleken y otros fósiles sugiere que la región albergaba una variedad de carnívoros, posiblemente compartiendo el entorno de manera similar a los depredadores actuales en hábitats como la sabana africana.

Implicaciones científicas

El estudio de Koleken inakayali no solo enriquece la paleontología de terópodos en Sudamérica, sino que también ayuda a los científicos a entender mejor los patrones de evolución y extinción. «Este descubrimiento es crucial para comprender la diversidad de la fauna del Cretácico tardío en Patagonia y nos ofrece pistas sobre cómo los ecosistemas reaccionaron a los cambios ambientales y climáticos de la época», explicó Ian Miller, director de ciencia e innovación de la National Geographic Society.

Continúa la búsqueda

Con el apoyo de un equipo global y la colaboración interinstitucional, la investigación en la Formación La Colonia sigue revelando sorpresas que nos acercan más a comprender un mundo perdido. Este hallazgo no solo destaca la importancia de la región en el estudio de los dinosaurios, sino que también motiva a los científicos a seguir explorando, descubriendo y aprendiendo de nuestro pasado prehistórico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *