El desayuno ideal para niños: Tortitas de brócoli con zanahoria

El desayuno es la comida más importante del día, especialmente para los niños, ya que proporciona los nutrientes esenciales después de un largo periodo de ayuno durante la noche. Según la Secretaría de Salud, un desayuno adecuado mejora el rendimiento intelectual y físico de los niños, siendo crucial incluir alimentos proteicos, vitaminas, grasas y minerales desde temprano.

Una excelente opción para este propósito son las tortitas de brócoli con zanahoria, una receta sencilla y nutritiva que no solo aporta los nutrientes necesarios, sino que también es deliciosa y fácil de preparar en casa. Esta receta fue destacada por su valor nutritivo y su contribución al desarrollo infantil por el sitio web Recetas Nestlé.

Beneficios nutricionales clave:

El brócoli, ingrediente principal de las tortitas, es conocido por su alto contenido de vitamina C, superando incluso a las naranjas en términos de concentración. Además, es rico en minerales y antioxidantes esenciales para la salud.

Por otro lado, la zanahoria, otro componente fundamental de esta receta, aporta vitaminas E, C y A. La vitamina A es esencial para el sistema inmune y el desarrollo óseo de los niños, según lo destaca El Poder del Consumidor.

Receta de las tortitas de brócoli con zanahoria:

Ingredientes:

  • ½ taza de brócoli
  • ¼ taza de zanahoria
  • 1 clara de huevo
  • ½ cucharadita de aceite vegetal
  • 2 cucharadas de mezcla de nueces
  • 1 cucharadita de salsa inglesa

Método de preparación:

  1. Ralla el brócoli junto con la zanahoria.
  2. Bate la clara de huevo hasta obtener una consistencia firme.
  3. Trocea las nueces en pedazos pequeños y agrégalas a la mezcla.
  4. Añade la salsa inglesa y mezcla todos los ingredientes en un recipiente.
  5. Calienta el aceite en un sartén y vierte la mezcla para formar las tortitas.
  6. Cocina hasta que estén doradas por ambos lados.
  7. Sirve las tortitas acompañadas de una ensalada fresca.

Beneficios adicionales:

Para enriquecer aún más el desayuno, se puede complementar con calabacita rallada, que aporta fitoquímicos con propiedades anticancerígenas. La inclusión de frutas y verduras en el desayuno cumple con la recomendación diaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de consumir al menos 400 gramos de estos alimentos al día.

Un desayuno variado, rico en nutrientes esenciales como vitaminas, minerales, carbohidratos y grasas, no solo apoya el crecimiento saludable de los niños, sino que también mejora su concentración y rendimiento durante el día, según lo respalda la Secretaría de Salud.

Este enfoque nutricional desde temprana edad sienta las bases para hábitos alimenticios saludables a lo largo de la vida, promoviendo un desarrollo físico y mental óptimo en los más pequeños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *